Higiene ambiental general

  • Higiene diaria de los párpados con productos específicos para evitar el exceso de secreción grasa, infecciones y alergias.

  • Usar gafas de sol homologadas cuya finalidad es proteger los ojos de las radiaciones ultravioletas, disminuir el deslumbramiento y amortiguar la luminosidad solar.

  • Usar gafas de protección ocular en los trabajos que lo requieran o los deportes como el golf o el pádel para evitar traumatismos fuertes en los ojos.

  • Uso frecuente de lágrimas artificiales, preferiblemente sin conservantes sobre todo en verano al trabajar con ordenadores, ya que se disminuye la frecuencia de parpadeo y el aire acondicionado provoca sequedad ocular.

  • Forzar el parpadeo y/o realizar pausas periódicas al usar pantallas de visualización (PC, TV, Smartphone, Tablet..)

  • Si es necesario, usar humidificadores para evitar la sequedad ambiental.

  • En la medida de lo posible, evitar la contaminación ambiental (espacios con polvo, tabaco o agentes irritantes, como disolventes, amoniaco, lejía…)

  • Una alimentación equilibrada ayuda a mejorar los síntomas del ojo seco:

    - Beber abundante agua.
    - Una alimentación rica en ácidos grasos omega-3 y vitaminas favorece la calidad de la lágrima.
    - Dormir adecuadamente, entre 6 y 8 horas al día.