La conducción

Detectar objetos con rapidez, en condiciones de baja luminosidad o al anochecer. El deslumbramiento de los faros de los coches, los reflejos, el cambio de enfoque de lejos al cuadro de mandos son factores que nos afectan en la conducción.

Hoy en día existen lentes que reducen estos efectos logrando una mejor visión en condiciones de luz escasa, es la llamada “tecnología luminance design”, esta tecnología novedosa, tiene en cuenta las aberraciones inducidas por la midriasis pupilar (aumento del tamaño del diámetro pupilar en condiciones de baja luminosidad), es decir, tiene en cuenta el tamaño real de la pupila en diferentes condiciones de iluminación.

Con esta tecnología en las lentes, evitamos el tan molesto deslumbramiento de las luces Xenón o LED al conducir de noche

  • Los deslumbramientos pueden ser peligrosos, ya que reducen la visibilidad de los objetos y la sensibilidad al contraste. 
Una manera de evitar los deslumbramientos es con un tratamiento que se incorpora a las lentes llamado Duravision Drivesafe, que logra disminuir la irritación ocular que produce la luz o los reflejos.
 Proporciona una visión nítida de la carretera, el cuadro de mandos y los espejos retrovisores y laterales del vehículo.

  • Los cambios de enfoque de la carretera al cuadro de mandos han mejorado con el diseño de estas lentes ya que aumenta hasta un 43% el campo del cuadro de mandos y un 14% el campo de visión de lejos. Este aumento significativo del campo de visión intermedia y de lejos disminuye la necesidad de mover la cabeza en horizontal y se consigue utilizar plenamente nuestro potencial de visión en 3D.