Normas de relajación ocular

  • Realizar baños oculares de agua fría para refrescar y tonificar los ojos, 3 veces al día.

  • Para ver bien es necesario respirar bien. Cuando la atención se concentra en algo, la respiración se hace más superficial y rígida, la respiración se debe practicar con un ritmo natural, aspirando sin esfuerzo por la nariz con la boca cerrada y expeliendo el aire acompasadamente.

  • Realizar “palming ocular” para dar reposo a los ojos, evitando así el sobreesfuerzo y la tensión ocular.

    Se realiza sentado y relajado en una habitación a oscuras con las palmas de las manos huecas sobre los ojos cerrados.

    Se hace durante 10 minutos al día.