Normas de higiene visual

Las siguientes normas de higiene visual ayudan a mejorar los problemas visuales, no los resuelven totalmente, pero si contribuyen a obtener un mejor rendimiento y una menor fatiga visual.

La iluminación es muy importante: hay que estudiar con una iluminación en el techo y otra directamente en el plano de trabajo, que no dé directamente en los ojos, que no deslumbre y que no haga sombra al escribir. Colocar el flexo a la izquierda si la persona es diestra y viceversa.

  • La distancia de lectura no debe ser demasiado corta, la distancia ideal es aproximadamente del codo hasta la primera falange.

  • Al leer, los antebrazos han de estar apoyados sobre el plano de trabajo.

  • No se debe leer con la cabeza, sino con los ojos. Esto puede ser un signo de un problema visual.

  • Hay que sentarse correctamente: pies apoyados en el suelo y espalda derecha.

  • Se debe situar la mesa de trabajo, a ser posible, delante de una ventana para poder mirar a lo lejos cada cierto tiempo.

  • Interrumpir la actividad visual prolongada en visión próxima, levantando la cabeza o cambiando de postura.

  • Son recomendables las salidas a espacios abiertos o libres. Ambientes aireados, evitar altas temperaturas.

  • Evitar que agarre el lápiz muy cerca de la punta.