Vitaminas

Las funciones de las vitaminas pueden ser numerosas. Sus beneficios son evidentes.

Ingerir una cantidad suficiente de vitaminas es importante a cualquier edad, sobre todo las vitaminas naturales que se encuentran en los alimentos.

Vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble que el cuerpo adquiere a través de la comida y ayuda a mantener en buen estado la vista y el sistema inmunitario.

Se conoce también como Retinol y pertenece a la familia de los carotenoides.

Es especialmente poderosa para mejorar la visión nocturna y prevenir un buen número de enfermedades oftalmológicas, como las cataratas o la degeneración macular.

Vitamina C

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble sensible al calor.

Protege nuestros ojos de la radiación ultravioleta y ayuda a prevenir problemas de retina y cristalino.

Es una fuente inagotable de salud. Podemos encontrarla en frutas como la naranja, las fresas, la sandía, el melón y el kiwi así como en verduras como los pimientos, el brócoli y la coliflor.

Vitamina E

La vitamina E es una vitamina liposoluble, es un antioxidante que contribuye a prevenir o retrasar enfermedades como las cataratas o la DMAE.

Podemos encontrarla en los frutos secos, como almendras, cacahuetes y piñones, legumbres como los garbanzos, verduras de hoja verde como las espinacas o las acelgas, la yema de huevo y las semillas de chia o girasol.

Omega 3

El ácido graso Omega-3 es un nutriente con muchos beneficios para la salud en general, pero es que además es excelente para cuidar de vista.

Su consumo es beneficioso tanto en la prevención primaria como en la progresión de la DMAE.

Además beneficia la producción de lágrima, siendo ésta de mayor calidad y evitando que se evapore con facilidad, por eso se recomienda para las personas que sufren ojo seco.

Betacarotenos

Los betacarotenos son compuestos que poseen pigmentos que le dan el típico color anaranjado o amarillo a gran cantidad de frutas y verduras.

Algunos de los alimentos en los que se pueden encontrar los betacarotenos son: espinacas, zanahorias, calabazas, tomates, mango, naranja entre otros.

Poseen múltiples beneficios para la piel y la visión entre los que destacan:

  • Es un precursor de la vitamina A (mantiene en buen estado nuestra visión y piel, mucosas y huesos).

  • Ayuda a evitar el envejecimiento celular ya que reduce el efecto de los radicales libres sobre el organismo.

  • Estimula el sistema inmune fortaleciendo las defensas naturales del organismo. Favorece la producción de los glóbulos blancos, protectores del cuerpo.

  • Ayuda a cuidar la piel, pues también activa la melanina, una protección natural del cuerpo contra los rayos nocivos del sol.

  • Protege a los ojos de las cataratas y evita la sequedad ocular. Algunos de los alimentos en los que se pueden encontrar los betacarotenos son: espinacas, zanahorias, calabazas, tomates, mango, naranja entre otros.

Luteína para el envejecimiento de los ojos

La luteína es uno de los dos principales carotenoides que se encuentran como un pigmento de color en el ojo humano (en la mácula y la retina). Se piensa que actúa como un filtro de luz, protegiendo a los tejidos de los ojos de ser dañados por la luz solar.

La luteína es un nutriente que encontramos en el brócoli, coles, espinacas y los grelos. También la encontramos en la retina, por lo que es una parte importante para mantener la salud visual.

  • Ingerir carotenoides como la luteína y la zeaxantina, nos aporta excelentes antioxidantes y puede ayudar a combatir problemas de la visión relacionados con la edad, como las cataratas y la DMAE.

  • Consumir alimentos que contienen vitaminas buenas para la vista puede proporcionarnos una excelente defensa contra los problemas de visión que inevitablemente llegan con los años. Sin importar la edad que se tenga, es importante cuidar nuestra salud visual a cualquier edad.