Ayudas ópticas

Las ayudas visuales ópticas también son de vital importancia. Pueden ser desde lupas, lupas televisión, microscopios, telemicroscopios, telescopios, filtros terapéuticos...

Lupas

Son lentes convexas que permiten al paciente aumentar el tamaño de los objetos al mirar a través de ella, pudiéndola sujetar con las manos o apoyándola con un soporte.

Se utilizan para la lectura casual (ver un número de teléfono, ver un recibo del banco, etc.) y proporcionan el máximo aumento cuando se las sitúa en la distancia focal correcta.

Cuanto más cerca las sitúe el paciente al ojo, mayor será el campo de visión.

Hay varios tipos, de mano, de soporte, con y sin luz incorporada.

Algunos pacientes presentan dificultad para mantener la distancia focal, en estos casos pueden disponer de lupas con soporte.

Las lupas con soporte enfocables pueden acercarse o alejarse del material de lectura.

Ambas pueden llevar iluminación incorporada que proporcionan una excelente ayuda complementaria en lugares dónde resulta imposible controlar la iluminación como el cine o el teatro.

Lupas televisión

Son una ayuda que se utiliza para aumentar el tamaño de la imagen por medios electrónicos.

Están compuestas por una cámara, un monitor y un sistema óptico, además de una estructura que suele ser móvil para poder apoyar el material de lectura. Disponen de mandos para controlar el contraste, el brillo y la iluminación, así como invertir la polaridad de la pantalla.

El sistema óptico nos permite, mediante el zoom, regular los aumentos y enfocar la imagen.

La profundidad de campo con las lupas televisión es mayor que cuando se utilizan ayudas ópticas convencionales.

Permiten leer binocularmente, y al moverse el paciente, la imagen en el monitor continúa siendo nítida.

Microscopios

Son lentes convergentes o positivas que permiten ver objetos a distancias cortas.

Proporcionan un aumento angular, pero menos significativo que el aumento debido al factor proximidad.

Estos sistemas de lentes de potencias altas están diseñados para minimizar las aberraciones y se utilizan a distancias inferiores a 25 cms. Pueden ser de campo completo o bifocales.

Son lentes positivas que utilizan el principio de la ampliación por disminución de la distancia relativa.

Telemicroscopios

Los telemicroscopios son telescopios enfocados para distancias cortas a los que se adapta una lente de aproximación.

Permite a los pacientes realizar tareas a mayor distancia que la focal de la lente.

Los telemicroscopios tienen una distancia operativa mayor que la del microscopio, aunque con un campo visual efectivo más reducido, por lo que sólo sirven para una distancia determinada siendo la profundidad de foco más crítica que con los microscopios.

Telescopios

Los telescopios producen magnificación angular. Ayudan a los pacientes a realizar tareas de lejos al agrandar la imagen retiniana de los objetos observados. Se utilizan con la refracción de lejos del paciente o pueden llevarla incorporada en el sistema óptico.

Los telescopios constan de dos elementos, el objetivo y el ocular.

Hay telescopios manuales, para adaptar en gafa y de visión nocturna. Los manuales pueden ser monoculares y binoculares. Los monoculares aumentan la posibilidad de desplazarse con autonomía ya que tienen una amplia gama de posibilidades de uso, como ver la pizarra en clase, el nombre de una calle, el número de un autobús, semáforos, estaciones de metro…

Los binoculares son más grandes pero son más sencillos de sujetar.

Los telescopios para adaptar en gafas pueden estar montados en posición central y en posición superior. En posición central se utilizan para actividades estáticas y de corto tiempo de uso. En posición superior se utilizan con la prescripción convencional para lejos, de tal manera que se facilita el desplazamiento con ellos.

Filtros terapéuticos

Es conocido que la mayoría de los pacientes con baja visión presentan una alta sensibilidad al deslumbramiento.

Los filtros terapéuticos evitan el deslumbramiento, aumentan el contraste y el confort visual.

Atenúan la luz excesiva a niveles óptimos para el paciente, ya que transmiten selectivamente las longitudes de onda y absorción seleccionadas.

Hay filtros para interior y exterior, los filtros de exterior pueden ser polarizados o no.