Albinismo

El albinismo causa un déficit de pigmentación en la retina, iris y coroides (revestimiento vascular que oscurece el ojo) lo que provoca que la pupila se vea con un color rojo profundo y que el iris tenga un color azul claro grisáceo o violáceo.

El albinismo es una condición genética que determina un fenotipo (apariencia física) muy característico, debido a la ausencia o reducción de pigmentación en la piel, ojos y pelo (hipopigmentación).

Se trata de una condición metabólica poco habitual, debida a un defecto en el gen que se encarga de la síntesis y distribución de la melanina.

La fóvea que es la zona de visión más nítida de la retina, está poco desarrollada por la falta de pigmento, lo que limita la función visual y que la agudeza sea de 20/200.

Los albinos también carecen de visión binocular debido a un defecto en el cruzamiento de las fibras del nervio óptico y su conexión con el cerebro.

La falta de pigmentación causa algunos problemas como:
- Agudeza visual disminuida desde 20/60 a 20/400.
- Nistagmus, que es un movimiento irregular y rápido de lado a lado de los ojos.
- Estrabismo, descontrol de los músculos de los ojos (ojos cruzados o sin coordinación).
- Fotofobia, sensibilidad a luces muy brillantes o al resplandor.

Las personas con albinismo no son ciegos totalmente, tienen una visión bastante disminuida y como desenfocada, pero sí son capaces de distinguir formas y colores ya que sí poseen las células encargadas de estas funciones (conos y bastones) y en la mayoría de los casos pueden llevar una vida normal.

Para sus actividades al aire libre, se les puede ayudar con gafas de sol con filtros especiales UVA y UVB y deben tener cuidado con las luces brillantes, que no enfoquen directamente a los ojos a la hora de trabajar o de la lectura.

A la hora de desarrollar actividades normales como la lectura o actividades cotidianas pueden necesitar el uso de gafas ya que algunos presentan astigmatismo o también hipermetropía.

Hay muchas opciones para mejorar la visión como telescopios, buscar libros con una versión de letra ampliada o también programas de rehabilitación visual como el que ofrecemos en SALUD VISIÓN.

El estrabismo se puede tratar con cirugía aunque no se suele dar una corrección total. El nistagmus conforme van creciendo suelen ir controlándolo un poco y de todos modos también existen ejercicios para aprender a reducirlo.